Blogia

EL ANTIGUO BLOG DE CALLUS

Hasta la Vista

Hasta la Vista

Pues después de estar peleando durante mucho tiempo con la plataforma cada vez que quería actualizar el blog o cambiar su diseño, hoy he decidido cambiarme. Como todo en esta vida, cada cierto tiempo conviene pegar un salto hacia otro lado. A partir de ahora los textos serán publicados en la nueva dirección y, poco a poco, se irán pasando los anteriores (por lo menos algunos). La nueva dirección es:

 

http://blogdecallus.blogspot.com/

 

Tened paciencia que todavía está en proceso de adaptación.

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Grieta (1990) – Juan Piquer Simón

La Grieta (1990) – Juan Piquer Simón

Bueno, pues después de una época bastante alejado de todo lo relacionado con el cine, por causas personales y laborales, y a petición de unos cuantos amigos, intentaré volver a actualizar este blog.

La grieta es una coproducción entre Estados Unidos y España (siendo sus productores José Antonio Escrivá y Federico de Laurentiis) del año 1990, dirigida por uno de nuestros directores más infravalorados como es Juan Piquer Simón. Este hombre realizó con muy pocos medios, una serie de películas de terror, ciencia ficción y aventuras, orientadas la mayoría de ellas para el mercado americano, allá por finales de los 80 y principios de los 90.

Sus producciones son de una calidad variable. Así, algunas como la presente o “Slugs - Muerte Viscosa” son más que aceptables, mientras que otras como “Supersonic Man” o “Mil Gritos Tiene la Noche” carecen de calidad e incluso de vergüenza.

La historia nos cuenta como Wick Hayes (Jack Scalia) un diseñador de submarinos, es reclutado para formar parte de un grupo especial que tiene la misión de rescatar a los integrantes del Sirena I (nave diseñada por Hayes) que ha desaparecido en el fondo del mar, supuestamente, por problemas de diseño. Así, se embarcan en el segundo prototipo, el Sirena II, dirigiéndose a la zona de la desaparición.

Aquí nos encontramos con una exploitation de la película “Abbys” que había sido un gran éxito el año anterior. No obstante, pese a tratarse de una película de menores posibilidades, es una de las mejores copias ya que, a pesar de que la historia no es novedosa, nos entretiene todo el rato (tengo que decir que incluso más que la propia original).

Los personajes son totalmente típicos. El férreo capitán del submarino interpretado por R. Lee Ermey (en un papel calcado al que hacía en “La Chaqueta Metálica”), los submarinistas que son carne de cañón, la científica que tuvo una relación anterior con el protagonista, el traidor y, por supuesto, el chico protagonista “solucionaproblemas”.

Los actores son en parte españoles como Emilio Linder, Tony Isbert, Pocholo Martínez – Bordiú y otros americanos como R.Lee Ermey, Ray Wise (gran secundario no lo suficientemente considerado) o Jack Scalia. En general todos cumplen bastante bien aunque algunos tienen poco protagonismo en la historia.

En esta cinta, el director cuenta con un presupuesto algo más holgado de lo que era habitual en sus obras y esto se nota sobre todo en los efectos especiales, especialmente en las escenas de maquetas del Sirena II que, aunque artesanales, no resultan cutres. En el caso de los mutantes, la cosa no está tan lograda aunque tampoco nada que nos haga partirnos de risa (si acaso, una pequeña sonrisa de complicidad).

La historia transcurre por los cauces habituales de este tipo de producciones (que antes eran propias de videoclub y ahora de sobremesa de fin de semana). Nada nos sorprende demasiado aunque, como dije antes, se hace muy entretenida.

En resumen, película muy recomendable para ver una tarde de sábado o un domingo de resaca. No aporta nada a la producción cinematográfica de aquella época pero tampoco lo pretendía. Esto es lo que yo llamaría cine palomitas (o cine pipas, más bien).

Como curiosidad comentar algo que yo desconocía hasta hace poco y que se refiere a la carrera de Emilio Linder. A este hombre yo lo conocía por su muerte en “Slugs - Muerte Viscosa” y por su presencia en algunas series de sobremesa. Cuál no sería mi sorpresa al empezar a verlo en varias de las producciones de Jesús Franco dándoles a las protagonistas “lo mejor de sí mismo”. Es lo que tiene el cine, siempre te sigue sorprendiendo.

 

PUNTUACIÓN FINAL: 7

 

MIS 100 (MÁS O MENOS) MEJORES PELÍCULAS DE TERROR

MIS 100 (MÁS O MENOS) MEJORES PELÍCULAS DE TERROR

 

Cuando empecé a realizar esta lista nunca me imaginé que me iba a costar tanto decidirme sobre qué películas añadir y cuáles no. Mi planteamiento era simple, incluir aquellas que me habían provocado una fuerte impresión cuando las había visto por primera vez. A mayores añadí unas finalistas porque creo que sería injusto no tenerlas en cuenta, aunque sea como una mera referencia.

Probablemente con el tiempo me dé cuenta de que me faltaban muchísimas por incluir pero las principales están aquí. Como dicen en los concursos de belleza: “no están todas las que son, pero son todas las que están”.

También quise ser estricto y limitarme al número 100 porque considero que dicha cantidad sirve de orientación a cualquiera que quiera introducirse en el género. Están ordenadas cronológicamente ya que creo que me sería imposible establecer preferencias de unas sobre otras.

Este listado está centrado exclusivamente en el género de terror, eliminando el fantástico que se merece uno aparte. Tan solo se incluyeron aquellas de fantaterror que tienen un componente muy importante de horror.

Por último espero poder irlas comentando todas con el tiempo (algunas ya lo están) y que, quien lo desee, me indique algunas que añadiría a mayores.

Ø “El Gabinete del Doctor Caligari” (1919) - Robert Wiene

Ø “Der Golem: Wie Er In Die Welt Kam” (1920) - P. Wegener y K. Boese

Ø “Nosferatu, el Vampiro” (1922) - F.W. Murnau

Ø “The Cat and The Canary” (1927) - Paul Leni

Ø “Garras Humanas (1927) - Tod Browning

Ø “Drácula” (1931) - Tod Browning

Ø “El Doctor Frankenstein” (1931) - James Whale

Ø “La Parada de los Monstruos” (1932) - Tod Browning

Ø “La Legión de los Hombres Sin Alma” (1932) - Víctor Halperin

Ø La Novia de Frankenstein (1935) - James Whale

Ø “La Mujer Pantera (1942) - Jacques Tourneur

Ø “Yo Anduve con Un Zombie” (1943) - Jacques Torneaur

Ø “La Torre de los Siete Jorobados” (1944) - Edgar Neville

Ø “La Noche del Demonio” (1957) - Jacques Tourneur

Ø “Drácula” (1958) - Terence Fisher

Ø “La Máscara del Demonio” (1960) - Mario Bava

Ø “Psicosis” (1960) - Alfred Hitchcock

Ø “La Caída de la Casa Usher” (1960) - Roger Corman

Ø “El Fotógrafo del Pánico” (1960) - Michael Powell

Ø “El Péndulo de la Muerte” (1961) - Roger Corman

Ø “Las Tres Caras del Miedo” (1963) - Mario Bava

Ø “The Haunting: La Casa Encantada” (1963) - Robert Wise

Ø “La Máscara de la Muerte Roja” (1964) - Roger Corman

Ø “Frankenstein Creó a la Mujer” (1967) - Terence Fisher

Ø “La Noche de los Muertos Vivientes” (1968) - George A. Romero

Ø “La Semilla del Diablo” (1968) - Roman Polanski

Ø “La Novia del Diablo” (1968) - Terence Fisher

Ø “El Libro de Piedra” (1969) - Carlos Enrique Taboada

Ø “Gritos en la Noche” (1969) - Jesús Franco

Ø “La Residencia” (1969) - Chicho Ibáñez Serrador

Ø “Bahía de Sangre” (1971) - Mario Bava

Ø “El Diablo sobre Ruedas” (1971) - Steven Spielberg

Ø “El Abominable Doctor Phibes” (1971) - Robert Fuest

Ø “El Retorno del Doctor Phibes” (1972) - Robert Fuest

Ø “La Matanza de Texas” (1973) - Tobe Hooper

Ø “El Exorcista” (1973) - William Friedkin

Ø “La Leyenda de la Casa del Infierno” (1973) - John Hough

Ø “El Ataque de los Muertos Sin Ojos” (1973) - Amando de Osorio

Ø “Estoy Vivo” (1974) - Larry Cohen

Ø “No Profanar el Sueño de Los Muertos” (1974) - Jorge Grau

Ø “The Wicker Man” (1974) - Robin Hardy

Ø Pánico en el Transiberiano” (1975) - Eugenio Martín

Ø “La Centinela” (1977) - Michael Winner

Ø “Vinieron de Dentro de …” (1975) - David Cronenberg

Ø “Tiburón” (1975) - Steven Spielberg

Ø “Rojo Oscuro” (1975) - Dario Argento

Ø “Carrie” (1976) - Brian de Palma

Ø “Suspiria” (1977) - Dario Argento

Ø “Rabia” (1977) - David Cronenberg

Ø “Zombi” (1978) - George A. Romero

Ø “La Noche de Halloween” (1978) - John Carpenter

Ø “La Profecía” (1978) - Richard Donner

Ø “Piraña” (1978) - Joe Dante

Ø “Alien, El Octavo Pasajero” (1979) - Ridley Scott

Ø “Cromosoma 3” (1979) - David Cronenberg

Ø “Phantasma” (1979) - Don Coscarelli

Ø “El Misterio de Salem´s Lot” (1979) - Tobe Hooper

Ø “El Resplandor” (1980) - Stanley Kubrick

Ø “Aullidos” (1980) - Joe Dante

Ø “Viernes 13” (1980) - Sean S. Cunningham

Ø “Al Final de la Escalera” (1980) - Peter Medak

Ø “Muertos y Enterrados” (1981) - Gary Sherman

Ø “Posesión Infernal” (1981) - Sam Raimi

Ø “Un Hombre Lobo Americano en Londres” (1981) - John Landis

Ø “La Cosa” (1982) - John Carpenter

Ø “Poltergeist” (1982) - Tobe Hooper

Ø “La Zona Muerta” (1983) - David Cronenberg

Ø “Pesadilla en Elm Street” (1984) - Wes Craven

Ø “Demons” (1985) - Lamberto Bava

Ø “Noche de Miedo” (1985) - Tom Holland

Ø Re-Animator” (1985) - Stuart Gordon

Ø “Carretera al Infierno” (1986) - Robert Harmon

Ø “La Mosca” (1986) - David Cronenberg

Ø “Jóvenes Ocultos” (1987) - Joel Schumacher

Ø “Dolls” (1987) - Stuart Gordon

Ø “Hellraiser” (1987) - Clive Barker

Ø “Muñeco Diabólico” (1988) - Tom Holland

Ø “Society” (1989) - Brian Yuzna

Ø “Razas de Noche” (1989) - Clive Barker

Ø “Misery” (1990) - Rob Reiner

Ø “El Silencio de los Corderos” (1990) - Jonathan Demme

Ø “Candyman: El Dominio de la Mente” (1992) -Bernand Rose

Ø “Braindead” (1992) - Peter Jackson

Ø “Mortal Zombie” (1993) - Brian Yuzna

Ø “El Caballero del Diablo” (1995) - Ernest Dickenson

Ø “Scream, Vigila Quién Llama” (1996) - Wes Craven

Ø “Wishmaster” (1997) - Robert Kurtman

Ø “Cube” (1997) - Vincenzo Natali

Ø “The Ring: El Círculo” (1998) - Hideo Nakata

Ø “El Proyecto de la Bruja de Blair” (1999) – D. Myrick y E. Sánchez

Ø “The Black Door” (2001) - Kit Wong

Ø “Los Otros” (2001) - Alejandro Amenábar

Ø “Alta Tensión” (2003) - Alexandre Aja

Ø “Dos Hermanas” (2003) - Ji-woon Kin

Ø “El Otro Lado del Espejo: Into de Mirror” (2003) - Seong-Ho Kim

Ø “Shutter” (2004) - Banjong Pishantanakun y Parkpoom Wongpoom

Ø “La Llamada de Cthulhu” (2005) - Andrew Leman

Ø “Silent Hill” (2006) - Christophe Gans

Ø “Las Colinas Tienen Ojos” (2006) - Alexandre Aja

Ø “Inside” (2007) - Alexandre Bustillo y Julien Maury

Finalistas:

v “La Campana del Infierno” (1973) - Claudio Guerin

v “El Fantasma del Paraiso” (1974) - Brian de Palma

v “Noche de Graduación” (1980) - Paul Linch

v “En Los Límites de la Realidad” (1983) - J. Dante, J. Landis, S. Spielberg y G. Miller

v “Palabras Encadenadas” (2003) - Laura Maña

v “Tears Of Kali: Las Crónicas Sangrientas” (2004) - Andreas Marschall

v “13 Tzameti” (2005) - Gela Babluani

Knock Knock (2007) – Joseph Ariola

Knock Knock (2007) – Joseph Ariola

Soy de los que se pueden ver cualquier película que consista en la enésima versión de asesino con máscara pero siempre que aporte algo (aunque sea mínimo). Esta producción no lo hace.

La historia nos cuenta como un asesino, de gran fuerza y tamaño, con una máscara que simula una quemadura (y que parece el hermano gemelo del cara cuero), va dando cuenta de un grupo de ¿chavales? de un instituto. Los crímenes serán investigados por el abuelo de una de las protagonistas, antiguo policía, y por una detective con pintas de putón verbenero. Todo está relacionado con un suceso del pasado.

Poco podemos decir de esta película. Lo que cuenta lo hemos visto miles de veces desde “La Noche de Halloween”. Aquí nos encontramos con una especie de vengador que vuelve del pasado para ajustar cuentas.

Lo primero a señalar es que todo en esta película se ve bastante limitado. El guión es muy simplón y con personajes especialmente planos (incluso para este tipo de películas). Los chavales sólo están en la historia para ser asesinados. El problema es que al principio nos presenta un grupo de jóvenes, y después no sé si es para rellenar metraje o qué, pero empiezan a morir otros que no sabemos quiénes son.

El asesino aparece y desaparece como por arte de magia (algo típico en este subgénero) pero aquí está mal realizado. Así, hay un momento en que se le aparece a la protagonista enfrente mientras recorren un camino de noche. Cuando llama a su novio y amigos, que están haciendo el tonto un poco más adelante con un balón, el asesino ya no está. Continúan entonces su camino pero cuando llevan recorridos no más de 2 metros, se ve la sombra del matarife. Es imposible que se aprecie su sombra, como ocurre, y que ellos mirando hacia atrás, no lo vean.

Colaborando con ese vengador, está un joven con una discapacidad mental que el guionista trata, inútilmente, de hacernos creer que es el asesino. No es que yo me fije mucho en los detalles cuando veo el típico producto de “killer on the loose”, pero es que el pelo es completamente distinto.

Ni que decir tiene que los diálogos son de juzgado de guardia especialmente los que se producen entre el viejo policía y la detective. Puras perlas del lenguaje, vamos.

Las actuaciones son horrorosas y no hay ningún actor que se salve de la quema. Tremebunda y destacable por encima de los demás (en cuanto a incompetencia) la de la agente de la ley. Parece todo el rato que no sabe dónde ponerse ni cómo comportarse y cuando habla…

Lo único destacable son las muertes que, sin ser de las de tirar cohetes, cumplen (exceptuando la del skate que es especialmente cutre).

En resumen, película “directo a videoclub” con una historia mil veces vista que no aporta nada al género. Recomendable para coleccionistas del género pero para nadie más ya que incluso hay partes que llegan a aburrir.

 

PUNTUACIÓN FINAL: 3,7

 

TUBO DE LA PELÍCULA

 

 

The Boogens (1982) – James L. Conway

The Boogens (1982) – James L. Conway

En los 80 se hicieron infinidad de películas de género que contaban con más o menos presupuesto y que tuvieron más o menos fama, esta es una de las más desconocidas.

La cinta nos cuenta la historia de una mina de plata que cerró a principios del siglo XX tras un derrumbe en el que fallecieron varios mineros, y que vuelve a abrir 70 años después provocando la salida de un grupo de bestias asesinas.

La cinta empieza bien. No obstante, después de un inicio interesante, la película va perdiendo fuelle rápidamente.

Como toda buena producción de este tipo, los acontecimientos se desarrollan en un pequeño pueblo americano de los de “aquí nunca pasa nada”. Los personajes son los típicos: las dos parejas de protagonistas, los encargados de la mina, el minero loco vigilante...

El guión adolece de diálogos insustanciales, que no aportan nada a la historia, que parecen de relleno. Hay algún personaje vacío como la dueña de la casa o el minero que nos cuenta la historia de la mina (que ya sabíamos de la investigación anterior de una de la protagonistas) y que poco más hace.

El principal problema, a todos los niveles, es la falta de presupuesto. Así, todo se ve muy escaso. Desde los protagonistas (los justos), pasando por los efectos especiales (ya hablaré después de “los malos”) hasta los lugares donde se desarrolla la acción.

Las muertes son escasas y tardan en llegar, y el aporte sangriento es muy reducido para aquella época.

Los ataques de los monstruos se ven, casi hasta el final, en primera persona y hubiera sido mejor que siguieran así, ya que cuando aparecen vemos que se tratan de marionetas muy cutres. Una versión del clásico calcetín con ojos pero hecho en plástico y con unos tentáculos (vale la pena verla por lo que te ríes cuando salen).

Por último me gustaría señalar un detalle que considero como fallo técnico aunque, como no soy un experto en el uso de dinamita, no puedo asegurarlo. Hacia el final, el minero lanza a una laguna, donde se encuentran los seres, un cartucho de dinamita que cae en el agua y poco después estalla. ¿La mecha sigue encendida pese a haberse mojado?

En resumen peliculilla, próxima al formato televisivo, que, aunque entretiene, no aporta nada especial. Se deja ver pero sin más. Para un domingo de resaca (¡anda, si fue cuando la vi!).


PUNTUACIÓN FINAL: 5


TUBO DE LA PELÍCULA


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Robocop (1987) – Paul Verhoeven

Robocop (1987) – Paul Verhoeven

Parece mentira lo bien que se conservan algunas películas antiguas. Me tiene ocurrido bastantes veces que, al revisionar alguno de mis clásicos de juventud, me llevo una decepción al ver lo cutre y desfasada que se quedó. Casi siempre pasa con películas hechas aprovechando las modas del momento. Esto no quiere decir que sean malas, si no que no superan bien el paso del tiempo. Por poner algún ejemplo podemos hablar de “Jóvenes Ocultos” o “Los Ghoonies” .

En el caso que no ocupa, el tiempo la mantiene bastante bien. Recuerdo que fue una de esas películas que fui a ver al cine con un amigo sin que ninguno de los dos supiéramos de qué iba. Decidimos verla porque el cartel “molaba un montón”. Salimos totalmente alucinados de lo bien hecha y de lo bestia que era. De aquella no conocía nada de este director holandés y su arte.

Posteriormente, y cuando con la edad ya conocía perfectamente a Paul Verhoeven, pude comprobar cómo su cine sigue unas pautas comunes. Todos sus personajes son de una moral bastante dudosa, historias totalmente exageradas y con mucha crítica social y violencia, mucha violencia.

“Robocop” fue su primera película en EEUU y, desde mi modesta opinión, la mejor. Con esto no quiero decir que “Desafío Total” o “Starship Troopers” , por ejemplo, sean malas, pero es que esta es perfecta.

Para quien no sepa de qué va, comentar que esta película nos cuenta la historia de Alex Murphy (Peter Weller), un policía de un Detroit futuro, caracterizado por unos enormes índices de delincuencia, que acaba de incorporarse a su nueva comisaría. Allí compartirá patrulla con una compañera llamada Anne Lewis (Nancy Allen). Durante la persecución de unos peligrosos maleantes, es asesinado y su cuerpo utilizado por la OCP, una gran compañía encargada entre otras cosas de la gestión del servicio policial, para crear un superpolicía, Robocop. En principio todo va bien pero poco a poco empieza a recuperar parte de sus recuerdos, supuestamente borrados, por lo que tratará de detener a aquellos que lo asesinaron.

Hablar de esta película supone comentar, al mismo tiempo, “Desafío Total” , ya que, siendo bastante diferentes, tienen un conjunto de puntos similares.

Durante todo el metraje, casi no hay respiro en la acción. Lo justo para presentarnos a los diferentes personajes y poco más. Llama la atención que todos los miembros de la OCP (salvo quizás el presidente) son auténticos bastardos que venderían a su abuela por mejorar en la empresa. Es especialmente repulsivo el interpretado por Miguel Ferrer, prototipo de los trepas tan abundantes en los 80 (¿y aún ahora?) aunque el interpretado por Ronny Cox (y malo supremo de la función) no le tiene nada que envidiar (y que realiza un papel similar al que desarrollaría en “Desafío Total”). Se nota la poca confianza que el director tiene en las grandes empresas y sus intereses.

Como toda buena película de acción, hace falta un grupo de psicóticos encargados de los trabajos sucios. Dirigidos por Clarence Boddicker (Kurtwood Smith), un psicópata total. Personaje similar a este volveríamos a verlo en “Desafío Total” pero esta vez interpretado magistralmente por el gran Michael Ironside (uno de los mejores malos de la historia). Curiosamente caen mejor estos malos que los que forman parte de la OCP quizás porque con estos sabes contra quién te enfrentas mientras que los otros son más sibilinos.

Una diferencia importante entre esta película y la posterior de Verhoeven radica en que aquí los dos personajes principales sí que son totalmente decentes en contraposición al interpretado por Arnnie, de moral más ambigua. Tanto Peter Weller como Nancy Allen hacen unos papeles perfectos y totalmente creíbles (dentro del género en que nos movemos).

Los efectos especiales de Rob Bottin son fabulosos. El robot contra el que se enfrenta en un par de ocasiones Robocop, (fruto también de la OCP) se mueve en una logradísima stopmotion. Hay una gran cantidad de explosiones, como la de la gasolinera, y tiroteos muy conseguidos. También hay unas cuantas escenas gore, como el asesinato de Murphy (impresionante cuando le revientan el brazo) o el malo disolviéndose como consecuencia de los productos químicos, perfectas.

La banda sonora, de Basil Poledouris es muy épica con cierto parecido a su anterior trabajo en las dos partes de Conan. A señalar también los sonidos que producen los robots al moverse que quedan perfectos.

En resumen, nos encontramos ante una de las mejores películas de acción de los 80. Grandes interpretaciones, guión elaborado, música muy lograda y pegadiza y con acción a cascoporro. Si alguien no la vio, debería verla sin perder más tiempo y el que ya la disfrutó, nunca es tarde para echarle una revisión.

PUNTUACIÓN FINAL: 9

Tubo de la película


The Rage (2007) – Robert Kurtzman

The Rage (2007) – Robert Kurtzman

Probablemente a mucha gente no le suene el nombre de Robert Kurtzman pero durante un tiempo colaboró junto con Nicotero y Berger en los efectos especiales de una gran cantidad de películas del género. Posteriormente, decidió trabajar por libre y además, dirigir unas cuantas películas de las que destaca, especialmente, la interesante “Wishmaster”.

Aquí, vuelve a trabajar con el actor Andrew Divoff que es, sin lugar a dudas, lo mejor de esta producción.

La película nos cuenta la historia del doctor Viktor Visilienko genio ruso que durante la época de la Guerra Fría descubre una cura para el cáncer. No obstante, tiene la mala suerte de que, con el cambio de gobierno en su país, las empresas farmacéuticas ocultan su descubrimiento y provocan su internamiento en un hospital psiquiátrico. Con el tiempo logra escapar, dirigiéndose a EUU donde trata de hacerlo público pero las grandes corporaciones se aseguran que nadie le crea. Resentido con el sistema, se instala en medio de un bosque donde desarrolla una cepa de rabia que pretende extender por el país hasta que abiertamente reconozcan su descubrimiento. Durante una de sus pruebas, es mordido por una persona que secuestró para utilizar como cobaya, que escapa. Este ser vaga sin rumbo hasta que posteriormente muere y sus restos son comidos por unos buitres que terminan infectándose.

Por otro lado, un grupo de jóvenes, tres mujeres y dos hombres, que regresan de una fiesta en medio del campo, atropellan a un hombre que ha sido infectado por dichos pájaros. Cuando lo intentan ayudar, son atacados por las bestias en las que el virus, ha mutado. Sólo les queda escapar. Lamentablemente en su fuga se dirigirán al sitio menos recomendable, la casa del doctor.

Esta producción casi podríamos definirla como de zombies ya que los infectados sufren una transformación física así como un deseo irracional de carne humana.

El guión no es nada novedoso aunque, eso sí, tremendamente entretenido. La historia está bien desarrollada y, salvo en algún punto del final, mantiene en todo momento la intensidad. Quizás el mayor problema sean los personajes protagonistas con los que no te sientes identificado en ningún momento lo que hace que te importe muy poco su destino. Cosa distinta es el doctor que interpreta Andrew Divoff, que es uno de los mejores “mad doctor” de los últimos tiempos. A este respecto destaca la crueldad de una de las primeras escenas en la que un pobre hombre, objeto del experimento, pregunta por su hija pequeña. El doctor Visilienko mira fríamente hacia una celda donde se encuentran un par de zombies merendándose partes de la pequeña.

También destacan los ayudantes del científico, personajes secundarios que no pueden faltar en ninguna película de genio loco. Aquí, encontramos a un sádico enano que quiere recuperar su estado original y a un zombie de pocas luces al que le gusta que le peguen.

Curiosamente, lo peor de la película son determinados efectos especiales. Así, mientras las transformaciones y muertes de los protagonistas están conseguidas, nos encontramos con una combinación de CGI´s poco reales y marionetas en las escenas en las que se nos muestran los buitres (que son bastante abundantes). Es verdad que actualmente muchas películas tratan de superar la falta de presupuesto con un uso excesivo del ordenador pero en el caso de una persona tan acostumbrada a los efectos especiales, se espera algo mejor.

Los actores salvo Divoff, que como ya comenté antes está perfecto, cumplen sin más. No destacan por nada en especial, ni para bien ni para mal (lo cual en este tipo de producciones no es grave).

En resumen, nos encontramos ante una película que, como producto de mero entretenimiento ligero, cumple con crecer. Está muy por debajo de “Wishmaster” pero por encima de su anterior “Enterrados Vivos” y, desde luego, a gran cantidad de películas del estilo. Entretiene aunque con un poco más de presupuesto y puliendo algo el guión hubiera sido mejor.

Como curiosidad señalar que suyo es el guión de “Abierto Hasta el Amanecer”.

PUNTUACIÓN FINAL: 6,5

Tubo de la película


Primer Aniversario

Primer Aniversario

Parece mentira pero ya pasó un año desde que comencé a dar mi modesta opinión sobre un conjunto de películas del género de terror. Si de aquella me dicen que iba a ser capaz de mantenerlo activo durante tanto tiempo no me lo hubiera creído. Pero a las pruebas me remito.

Es cierto que no está tan actualizado como debiera pero bueno, tampoco se puede hacer más con el poco tiempo de que dispongo. Es increíble lo mucho que nos aburríamos de pequeños porque no sabíamos que hacer y ahora, en cambio, los días no rinden nada. En cualquier caso, haré propósito de enmienda e intentaré mantenerlo lo más actualizado posible.

Me impresiona esta gente que prácticamente actualiza su blog todos los días. Yo, aunque suelo verme una película todos los días, nunca doy encontrado un momento para escribir sobre ella. Es verdad que de muchas es mejor no decir nada y correr un tupido velo, pero de otras me queda un mal sabor de boca el no haberlas comentado. Tengo que confesar que mantengo una especie de política personal mediante la cual, si pasan más de 7 días desde que vi un largometraje, ya no hago reseña de él. Creo que la mejor crítica se hace con las ideas frescas así que después de un tiempo, y varias películas en la mente, ya no es lo mismo.

En cualquier caso, quiero dar mi especial agradecimiento a todos aquellos que, desinteresadamente, “pierden” su tiempo montando el sonido o los subtítulos, en películas que, desgraciadamente, no se han distribuido en España o lo han hecho con calidades desastrosas. Gracias a ellos, podemos disfrutar de auténticas joyas, de cintas casposas o de producciones que en su tiempo, generalmente los 80, nos parecieron sublimes.

Espero que los pocos (aunque cada vez más) que me leen, lo sigan haciendo y, si así lo desean, comentando o criticando mis opiniones. Gracias también a vosotros.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres