Blogia
EL ANTIGUO BLOG DE CALLUS

Viernes 13 Parte 9 – El Final: Jason Va al Infierno (1993) – Adam Marcus

Viernes 13 Parte 9 – El Final: Jason Va al Infierno (1993) – Adam Marcus

Última parte de la famosa serie de películas del asesino de la máscara (si descontamos los experimentos que fueron “Jason X” y “Freddy vs Jason”). Ésta era la parte que menos recordaba pese a ser la más reciente. Me suena que únicamente la vi en su estreno en el cine y después no volví a visionarla.

Desde luego es la más graciosa y solamente por los primeros 15 minutos de la cinta ya merece la pena verse.

En ella y después de cargarse a Jason, su espíritu vuelve a la vida a través de diferentes personas y le toca a su sobrina la tarea de matarlo ya que sólo un familiar es capaz de acabar definitivamente con su existencia.

Para empezar, quiero indicar que esta la disfruté seguidamente a las dos partes anteriores por lo que mi sorpresa fue mayúscula cuando 5 minutos después de ver el final del asesino aparece tan pancho por el campo saltándose a la torera todo lo anterior. La verdad es que en las últimas partes la continuidad era más que discutible.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es el principio. Insuperable. La película comienza con una chica llegando a su casa de noche y poniéndose a cambiar una bombilla fundida de la sala. Poco después se desnuda y se mete en la ducha (ahí es donde empezamos a pensar que la cosa promete). Entonces oye un ruido y sale tapada únicamente con una toalla. Aparece Jason y ella echa a correr por el medio del campo perseguida de cerca por nuestro protagonista. Cuando parece que el matarife va a dar buena cuenta de la pobre mujer …se encienden unos focos y aparecen soldados por todas partes (incluso bajando con cuerdas de Dios sabe dónde) y comienzan a dispararle de todo. Las balas vuelan por doquier y como esto no le acaba de tumbar, sacan un mortero comenzando entonces a lanzarle proyectiles hasta que, después de un par de minutos de castigo, uno de ellos lo revienta en mil pedazos. Si esto me lo cuenta alguien un sábado a las 4 de la mañana pensaría que se había pasado con las copas y empezaba a desvariar. ¡Pero es cierto!

Hay que decir que esta escena encima se ve bastante cutre con unos actores que parecen de todo menos de las fuerzas especiales y con explosiones que me atrevería a decir que se trata de petardos enterrados unido esto a tiros de escopetas de feria. Lo que ocurre es que a pesar de lo pobre que se ve, despierta el interés.

A partir de esta escena pasará bastante metraje antes de volver a ver al señor Voorhees (más que nada porque con tanto zambombazo lo despedazan). Únicamente queda intacto su corazón que provoca (o eso parece dar a entender) que el espíritu del asesino vaya pasando de un cuerpo a otro mientras da cuenta de varias personas. Tras su pista tenemos a un cazarecompensas pagado por un programa de televisión cuyo presentador es novio de la sobrina de Jason (si, ya sé que parece un culebrón). También tienen un papel importante el ex-marido de la chica y un policía amigo de él (éste más que nada porque es agredido continuamente por su camarada cuando intenta detenerlo).

A estos hay que sumarle varios personajes de relleno como serían los dueños de la hamburguesería y su hijo, el sheriff y un par más. Carne de cañón, vamos.

La producción adolece de algunos problemas graves. El principal es que nuestro querido asesino no aparezca casi nada durante toda la película. Sólo lo vemos al principio y al final. Así nos encontramos con una película de Jason Voorhees, sin Jason Voorhees.

La historia tiene claras influencias (por no decir que es un plagio en toda regla) de la excelente “Hidden” de Jack Sholder ya que el espíritu pasa de unos seres humanos a otros mediante una ¿babosa? que se inserta a través de la boca.

Las escenas de terror son más bien escasas y sino fuera porque nos encontramos con unos buenos efectos de sangre y vísceras de Nicotero y Berger (de los mejores de la saga) casi parece que se trata de un telefilm.

La trama se basa casi exclusivamente en ver a los personajes correr escapando y persiguiéndose entre ellos. El ex-marido persigue a la chica, el policía persigue al ex-marido, el cazarecompensas persigue a Jason y Jason los persigue a todos. Es decir, q parece mas una situación de enredo teatral que otra cosa.

Hay unas cuantas escenas absurdas como cuando el ex-marido a cambio de información deja que el cazarecompensas le rompa los dedos, o la entrada del poseído por Jason en la comisaría a lo Terminator.

A destacar el montón de curiosidades que contiene. Además las referencias ya comentadas a “Hidden” y “Terminator”, en una escena vemos el Necronomicon de “Posesión Infernal”. Al final sale del suelo una garra como la de Freddy Krueger de “Pesadilla en Elm Street” . En una escena en el sótano de la casa abandonada aparece un baúl como el del episodio La Caja de la estupenda “Creepshow”. También hay un momento en el que aparece Kane Hodder (el actor que interpreta al asesino de la máscara) haciendo de guardia de seguridad y burlándose del personaje de Jason. Como castigo por tamaña afrenta será asesinado por el forense poseído.

En resumen, una película entretenida con bastantes toques de humor con lo que se intentaba variar un poco una historia vista ya mil veces. No es buena pero se deja ver y desde luego es muy superior a sus precedentes más cercanos. Recomendable para un domingo tonto.

 

Trailer película

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Muy interesante tu reseña sobre este clásico que generó a uno de los asesinos más emblemáticos de la historia del cine. Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres