Blogia
EL ANTIGUO BLOG DE CALLUS

The Boogens (1982) – James L. Conway

The Boogens (1982) – James L. Conway

En los 80 se hicieron infinidad de películas de género que contaban con más o menos presupuesto y que tuvieron más o menos fama, esta es una de las más desconocidas.

La cinta nos cuenta la historia de una mina de plata que cerró a principios del siglo XX tras un derrumbe en el que fallecieron varios mineros, y que vuelve a abrir 70 años después provocando la salida de un grupo de bestias asesinas.

La cinta empieza bien. No obstante, después de un inicio interesante, la película va perdiendo fuelle rápidamente.

Como toda buena producción de este tipo, los acontecimientos se desarrollan en un pequeño pueblo americano de los de “aquí nunca pasa nada”. Los personajes son los típicos: las dos parejas de protagonistas, los encargados de la mina, el minero loco vigilante...

El guión adolece de diálogos insustanciales, que no aportan nada a la historia, que parecen de relleno. Hay algún personaje vacío como la dueña de la casa o el minero que nos cuenta la historia de la mina (que ya sabíamos de la investigación anterior de una de la protagonistas) y que poco más hace.

El principal problema, a todos los niveles, es la falta de presupuesto. Así, todo se ve muy escaso. Desde los protagonistas (los justos), pasando por los efectos especiales (ya hablaré después de “los malos”) hasta los lugares donde se desarrolla la acción.

Las muertes son escasas y tardan en llegar, y el aporte sangriento es muy reducido para aquella época.

Los ataques de los monstruos se ven, casi hasta el final, en primera persona y hubiera sido mejor que siguieran así, ya que cuando aparecen vemos que se tratan de marionetas muy cutres. Una versión del clásico calcetín con ojos pero hecho en plástico y con unos tentáculos (vale la pena verla por lo que te ríes cuando salen).

Por último me gustaría señalar un detalle que considero como fallo técnico aunque, como no soy un experto en el uso de dinamita, no puedo asegurarlo. Hacia el final, el minero lanza a una laguna, donde se encuentran los seres, un cartucho de dinamita que cae en el agua y poco después estalla. ¿La mecha sigue encendida pese a haberse mojado?

En resumen peliculilla, próxima al formato televisivo, que, aunque entretiene, no aporta nada especial. Se deja ver pero sin más. Para un domingo de resaca (¡anda, si fue cuando la vi!).


PUNTUACIÓN FINAL: 5


TUBO DE LA PELÍCULA


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres