Blogia
EL ANTIGUO BLOG DE CALLUS

La Llorona / The Wailer (2006) – Andrés Navia

La Llorona / The Wailer (2006) – Andrés Navia

La llorona es una de las leyendas más conocidas en Iberoamérica. Según el país, la historia presenta variantes. Las más curiosas, para mí, son la de La Tulivieja panameña, fábula que trata de aleccionar a las jóvenes sobre lo malo que es irse de juerga así como la de la María guatemalteca, que quedó embarazada de un hombre que fue a su casa a realizar un arreglo (la célebre historia del fontanero de las películas eróticas de los 70). En cualquier caso lo esencias es que se trata del espíritu de una madre que se lamenta por sus hijos perdidos. También quiero señalar que en 1961, el director mexicano Rafael Baledón realizó una gran película sobre el tema (adaptándolo libremente) titulada “La Maldición de la Llorona”.

La que nos ocupa hoy es, lógicamente una adaptación de la célebre leyenda. Una  mujer mata a sus hijos pensando que un joven, al que desea, no la quiere por culpa de ellos. Cuando él se entera de lo que ella acaba de hacer, la rechaza. Discuten y en medio de la refriega, ella muere. Tiempo después se nos presenta a los seis típicos anormales jóvenes norteamericanos que se encuentran en México en viaje de placer (como decía Ang Lee “Comer, Beber, Amar”). Están desesperados ya que no encuentran alojamiento. De repente un hombre les ofrece una casa en medio del bosque junto a un lago (sí, la de los hechos anteriores). Será su peor elección.

La película no aporta nada interesante. En el fondo no es más que una mezcla entre “Posesión Infernal” y cualquier película de serial killer pero con menor presupuesto que otras del género.

La mayoría del tiempo lo que vamos a ver es a los seis jóvenes haciendo el tonto. Que si estamos bebiendo, que si nos drogamos, que si enseño las tetas (bueno, esto último no está tan mal).

Aviso, antes de que me olvide, que a partir de aquí puede haber (y de hecho hay) SPOILERS por lo que si alguien no quiere que le destripe esta “gran obra”, que pare aquí y no siga leyendo.

El guión es totalmente absurdo y lleno de incongruencias. Por ejemplo, cuando Juan, el hombre que les alquila la casa, se la está ofreciendo, hay un borracho que les comenta a los protagonistas que tengan cuidado con La Llorona. Durante el trayecto hasta el lugar, Juan les cuenta la leyenda. Posteriormente nos enteramos que el hombre que deseaba La Llorona había escondido los tres cuerpos en la casa por lo que, ¿cómo pueden saber en el pueblo la leyenda si no aparecieron los cuerpos? O ¿es que el joven confesó pero a las autoridades les dio pereza enterrar los restos?

El mal se desata por algo tan tonto como que el personaje (más) repelente –el que interpreta el negro- se pone a hacer el tonto con un espejo que contiene encima un pequeño altar que tapan la pared donde están los cadáveres. Vamos a ver, tienes a una chica bastante atractiva casi desnuda en cama provocándote activamente y te pones a jugar con un espejo. Mira, además de repelente eres idiota.

Más tonterías. La pelea entre dos de las chicas. Una le ofrece a la otra un poco de coca para que la esnife  y ésta la rechaza. Sin venir a cuenta se arma un jaleo entre ellas que ni aporta nada a la historia ni tiene tampoco ningún sentido.

A raíz de este enfrentamiento, una de las chicas se va enfadada y la sigue el garrulo que se la quiere beneficiar (los otros cuatro son ya parejas). El caso es que le da conversación mientras no deja de tirarle los tejos. Le dice que los demás son muy enrollados aunque tomen drogas, cosa que él no hace. Sin embargo, posteriormente se le ve fumándose un porro. Es verdad que para camelarse a una joven dices mil mentiras pero aquí es el protagonista masculino principal (dentro de los tres del grupo) por lo que considero que se trata más de un fallo de guión que de rollo para ligar.

Comentar que una vez se ¿activa? la maldición, los protagonistas tienen miedo a salir de la casa ya que en el exterior hay una oscuridad anormal. Hasta aquí todo perfecto. Lo que no se entiende es que le tengan tanto pánico a salir y después una de ellas se ponga de espaldas pegada a la ventana (que poco antes rompieron). Lógicamente, La Llorona, que será mala pero no tonta, agarra por los pelos a la chica y se la lleva. Pero la cosa no acaba aquí, ya que, posteriormente, el protagonista hace lo mismo pero esta vez en la puerta y claro, vuelve a ocurrir lo mismo aunque esta vez no funcione adecuadamente.

Por cierto que el que les alquila la casa dice que tiene no sé cuantas habitaciones, y después es una especie de apartamento de playa con un par de dormitorios, una habitación para trastos, cocina y servicio. Vamos que seis estarían bastante justos.

Otra escena graciosa (¿Cuántas van?). La pareja protagonista corre por el pasillo de la casa (similar al que, en mi piso, lleva de la puerta de entrada a mi habitación, es decir, que no tiene más de 3 metros). Él entra en la habitación del final (el trastero) pero cuando ella está casi dentro queda atrapada por la puerta mientras se acerca, lenta, muuuuy lentamente, la mala. La coña es que, por la postura de la chica, se ve que perfectamente podría entrar en la habitación pero no lo hace. Para intentar justificar esto, comentan algo de un rosario, que estaba en el altar y que perteneció a La Llorona, que la chica lleva en la mano y que, en teoría, les protegía (en plan, si en la cama me tapo con la manta estoy protegido de cualquier mal). Otra cosa que no entiendo es que, al principio, un niño le hace un dibujo a la protagonista y, en él, aparece con esa joya puesta (no llegan a decirnos nada más sobre esto).

Los actores son nefastos. Quizás la protagonista principal es la más aceptable (que no buena). Especialmente odioso es el personaje del negro (¿cuándo dejarán de poner al imbécil chistoso en este tipo de películas?) con su especie de rap cutre de “salchichas crudas, salchichas cocidas,…” y su sobreactuación.

Técnicamente decir que las muertes nunca se ven. Podemos apreciar como son atrapados por el maléfico ser y después los devuelve destrozados. No obstante, los maquillajes de los muertos están bastante bien hechos siendo quizás lo mejor de la película.

Tampoco se salva la banda sonora. Hay una escena en la que está todos metidos en una especie de piscinilla natural en la que no deja de oírse un machacón “bum, bum, bum” auténticamente molesto.

En resumen, es una de estas películas te vas viendo mientras esperas que ocurra algo interesante y, cuando te das cuenta, termina. Es mala, no aporta nada nuevo al género y tampoco adapta bien lo ya existente. Actores cutres, música mala y muertes inexistentes (al menos explícitamente). Puede verse pero no es recomendable.

Como curiosidad, decir:

1º) Yo la vi en español neutro y tiene un penoso doblaje (no porque esté en neutro si no por elección de las voces, sincronización con los labios, entonación,…) así que mejor verla en versión original.

 2º) Que acaba de salir la segunda parte (no me preguntéis quién fue es inocente que se la produjo).

3º) Que, a partir de ahora, voy a empezar a poner una puntuación entre 1 y 10 a las cintas. No es una forma de opinar que me apasione pero creo que, con tanta mala película, se hace necesario.

PUNTUACIÓN FINAL: 3

 

Trailer Película

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres